Otros Deportes

Simón, León, Juantorena y Leal: las cuatro fieras que rugen por el oro en Polonia

Qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera, le dije hace ya un tiempo a mi esposa imaginando una hipotética realidad que llegara al voleibol cubano e involucrara de un golpe a los mejores voleibolistas de nuestro país —los que componen la diáspora y no pueden ser otros— unidos bajo la misma causa de defender la bandera tricolor. Así como miles y miles de personas desean y no cesan de hablar de un equipo Cuba unificado de beisbol, les aseguro que el mismo sentir se traslada al voleibol, en ambos sexos.

La memorable frase de Silvio Rodríguez que inicia este material creo que sería perfectamente aplicable al caso del voly masculino y la tesis que sostienen tantos aficionados y especialistas sobre un combinado nacional con la potencia suficiente para luchar por una corona mundial como se hizo en 1990 y 2010, en dos generaciones diferentes. Ese sueño solamente se pudiera hacer verdad, como dije antes, con el llamado a filas de Simón, Leal, Juantorena, León y otros extraclases que andan por ahí, dispersos. Me froto las manos y digo de nuevo a mi mujer, con el permiso de Silvio, qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera.

Claro que toda esta “muela” sentimental y utópica tiene un claro background. Desde el pasado martes y hasta este domingo la ciudad polaca de Cracovia es sede del Campeonato Mundial masculino de clubes y los cuatros voleibolistas cubanos que mencioné participan allí, poniendo en alto la calidad de nuestra escuela de la malla alta y lloviendo sobre lo mojado en cuanto a que el mejor talento de esta disciplina se encuentra fuera del territorio insular, jugando en las más diversas ligas del mundo.

Antes de entrar en detalles de la justa polaca, a modo de curiosidad pongo sobre la mesa que en 2010 —la última vez que Cuba discutió una final y logró una medalla en certámenes del orbe— Roberlandy Simón, Yoandy Leal y Wilfredo León eran miembros de aquel equipo dirigido por el curtido estratega Orlando Samuels, ahora al frente del combinado de República Dominicana, que cayó en Italia por el oro frente al plantel brasileño en sets corridos. También integraban ese elenco otros formidables jugadores como Fernando Hernández, Raidel Hierrezuelo e Isbel Mesa.

Retomando el Mundial de clubes, hoy es día de descanso, después que ayer terminó la fase de grupos y quedaran definidos las cuatro selecciones que a partir de mañana lidiarán en las semis para dejar listos los aspirantes a la corona, que actualmente pertenece al brasileño Sada Cruzeiro, que ha ganado tres cetros de las doce ediciones que ha celebrado este evento.

Para fortuna de Cuba y los amantes del voleibol, los cuatros atletas de ese país verán acción en la antesala de la final, luego de que sus respectivos conjuntos salieran con vida de la fase clasificatoria. Comencemos por los vigentes campeones, el Sada Cruzeiro, que terminó en la segunda plaza de la llave A, con dos triunfos y un revés ante el invicto italiano Cucine Lube Civitanova.

En el conjunto carioca militan el habanero Roberlandy Simón y el artemiseño Yoandy Leal. Roberlandy, hijo de los basquetbolistas Nancy Atiés y Roberto “La Piedra” Simón, se desempeña como atacador central, tiene 30 años, mide 2.08 metros y es el cuarto mejor bloqueador del torneo, sexto en servicio y decimoquinto en puntos (35). Por su país, además de la plata de 2010, alcanzó un bronce en la Liga Mundial de Belgrado 2005, y en Mundiales de Clubes tiene una plata con el catarí Al Rayyan (2014) y un primer puesto con su actual club el pasado año.

Leal, plateado en la Copa Mundial de Campeones en Japón 2009, es un atacador de 2.02 metros y 29 años, que se ha titulado tres veces y posee un segundo lugar con el Sada Cruzeiro en estas lides.  En la actual versión el jugador nacionalizado brasileño marcha sexto entre los principales anotadores, con 46 unidades, liderando la ofensiva de su conjunto, y es cuarto entre los atacantes.

Mientras que la principal figura del puntero Lube Civitanova es el receptor/atacante  Osmany Juantorena, de 32 años y 2.00 metros, quien tiene en su expediente la plata olímpica en Río de Janeiro 2016 representando a Italia y un segundo lugar por Cuba en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003. El sobrino del doble campeón olímpico Alberto Juantorena es el tercero con más puntos en el certamen, con 56, a solo ocho del líder, el búlgaro Tsvetan Sokolov, y ha triunfado cuatro ocasiones en fila con el Trentino Volley en los Mundiales de Clubes.

En el grupo B el líder e invicto resultó el equipo ruso Zenit Kazán, donde milita el indómito Wilfredo León, de 24 años y 2.02, nacionalizado polaco y subcampeón en los dos últimos años del Mundial de Clubes. En el evento es el noveno con más tantos, 42, y quinto mejor bloqueador.

Mañana el equipo de Juantorena se las verá por el pase a la porfía del título con el local PGE Skra Belchatow, mientras que León será contrario de Simón y Leal. (Rafael Rofes)

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top