Remigio Leal: “Estoy pensando terminar como lanzador al final de esta temporada”

2 Marzo, 2017 9:43 pm1 commentViews: 636

aseOrestes Miñoso, nadie lo duda, es uno de los peloteros más simbólicos que la historiografía mundial de este deporte incluye. Sobre Minnie, unas pocas cuartillas sería una clásica burla a su larguísima trayectoria por los terrenos de pelota. La verdad es que el matancero nunca se cansó de jugar al béisbol y junto a Nick Altrock, tiene la exclusiva de ser los únicos dos jugadores que han participado en cinco décadas en las Grandes Ligas.

Pero Minnie quiso más, siempre quiso más, y aunque no pudo extender a seis décadas su experiencia en la Gran Carpa, sí se fue del plano terrenal el 1 de marzo de 2015 con el soberbio record de ser el primer y único jugador en participar durante siete decenios en la pelota organizada de Estados Unidos, pues con casi 80 años recibió boleto el 16 de julio de 2003 en representación del Saint Paul de la Northern League.

La mezcla de pasión por el beisbol y consistencia condujeron a Miñoso a escribir con letra grande su propia historia. La misma fórmula del yumurino ha llevado a que un pinareño nacido el 1 de octubre de 1963 y que tiene 53 años se mantenga todavía activo en el beisbol organizado. Creo no equivocarme si digo que con la oración anterior numerosos lectores podrían decodificar que el personaje en cuestión no es otro que Remigio Leal González. El lanzador vueltabajero que debutó en Series Nacionales en 1988 y hoy, después de 29 años, continúa dando strikes en Italia.

Remigio ha lanzado durante cuatro décadas en Cuba, Nicaragua, Japón, España, Italia y Francia, y aunque le falta muchísimo para igualar con Miñoso y seguramente nunca lo hará, lo cierto es que el casamiento del pinareño con la pelota todavía no ha llegado a su fin. “Es difícil dar una respuesta convincente, pero asumo que me he mantenido trabajando todos estos años gracias al sacrificio y la voluntad por un deporte que siempre he adorado”, afirma quien en la Isla jugó nueve campañas, con saldo de 53 victorias y 38 reveses y efectividad de 4.16.

Pero verdaderamente la fama del vueltabajero llegó cuando en 2006 y con 43 almanaques integró la selección nacional de España por primera vez, para convertirse así en el primer pelotero cubano que defendió los colores de otro país en eventos internacionales e igualmente en el primer jugador que conformó la selección nacional antillana –equipo Cuba B a un evento en Holanda en 1990- y luego aportó a la causa de otra nación en certámenes foráneos.

Cuando estaba a punto de soltar mi ráfaga de preguntas, Remigio me interrumpe. “Antes de comenzar la entrevista quisiera mencionar a varias personas que han estado en mi carrera deportiva de una forma u otra, unos han desaparecido desgraciadamente y con los otro disfruto cuando viajo a Cuba, mi querida tierra de la que me fui hace casi 19 años. Me refiero a Juan Carlos Oliva, Raúl Santos, Omar Ajete, Orestes González, Alberto Torres, con el Señor Pelotero Luis Giraldo Casanova, con el director más ganador en eventos internacionales, Jorge Fuentes, con Alfonso Urquiola, quien me dio otra oportunidad luego del retiro masivo, con Jesús Bosmenier, la gran figura Pedro Luis Lazo.

11111111111111111111111111“No puedo pasar por alto a una gran persona que influyó en mi formación y que falleció hace ya un buen tiempo. El difunto Domingo Ordaz Duvé, quien me enseñó que para ser pitcher hay que tener dos cosas: corazón y cojones”, rememora.

El incombustible Leal comenta que llegó a las Series Nacionales con 24 años, en la temporada de 1988 y no fue nada fácil, porque Pinar del Río estaba nutrido de peloteros establecidos y talentos. Pero Jorgito Hernández, manager de Forestales, le dio la oportunidad y al año siguiente pasó a Vegueros. Su sueño de debutar en Series Nacionales lo compartió por mucho tiempo con su sobrino confidente Yuden Millán Leal, quien estuvo en los buenos y malos momentos y se encuentra cumpliendo misión en Venezuela.

Entre sus momentos más significativos conserva el equipo Cuba B que conformó para el Torneo de Haarlem 1990, bajo la dirección de Jorge Fuentes. De igual manera, quedó campeón junto a Félix Isasi Jr., Adiel Palma, Iday Abreu, Dessy Lomba, entre otros, en los Juegos Universitarios celebrados en Honduras en 1993. Igualmente tuvo el privilegio de titularse en el centenario del beisbol en Nicaragua.

La experiencia más triste de su trayectoria deportiva fue cuando el famoso retiro masivo, momento en el que muchos afectados estaban en plenitud de forma. Después de un partido, Fuentes se reunió con él, con Pedro Luis Dueñas, Lázaro Arturo Castro y Lázaro Madera y les habló de la polémica decisión tomada por la Comisión Nacional.

Después de aceptar eso, tú y otros compañeros tuyos de Pinar del Río y otras provincias son “estimulados” con jugar en Nicaragua…

“Efectivamente. Quedé campeón en las temporadas de 1996-97 y 1997-98 y esa corona también la recibieron Luis Pestana, campo corto de Industriales, Orestes González, Lázaro Junco, Lázaro Hernández y Jorge García. Como no me preguntaste, te digo que en la campaña 1995-96 estuve en Japón y con la compañía Mitsubishi le gané al equipo Cuba que se preparaba para los Juegos Olímpicos de Atlanta. En ese entonces yo estaba retirado con 33 años”.

Según me comentabas, en Nicaragua conoces a la persona que luego te serviría de ayuda para poder cosechar esa fértil hoja de ruta en España y otros países europeos.

“En Nicaragua conocí a la madre de mi hijo Rubén Leal, la cual laboraba como trabajadora social en un intercambio de cooperación. Salgo de Cuba en mayo de 1998 rumbo a Zaragoza con permiso de residencia. Un año después de llegar a España comienzo a jugar con el conjunto barcelonés Viladecans, con el que quedé dos series seguidas campeón de Liga y obtuve una Copa del Rey. En 2001 participé con el club Alga de Pamplona y vuelvo a llevarme la Copa del Rey. De 2002 a 2005 fiché con el plantel Marlins de Tenerife, siendo subtitular de Liga por tres años y en uno primer lugar.

20858“De 2006 a 2008 me enrolé con el conjunto FC Barcelona, con el que fui segundo puesto en la Liga y dos veces rey de la Copa Europea. Como bien dijiste, también participé en otras ligas de Europa. De 2009 a 2012 estuve con el elenco Caffe Danesi Nettuno de la Liga Italiana, en 2015 con el representativo de Grosseto y hoy nuevamente me encuentro aquí, en Italia, para lanzar con el Castenaso. En mi período en este país tuve la dicha de contar con ese gran entrenador de pitcheo cubano, el pinareño José Manuel Cortina.

“El pasado año estuve como manager y jugador en la liga francesa, y aunque no me fue muy bien con los resultados de mi equipo, tuve salidas aceptables como lanzador”.

Varias veces se te ha visto por la televisión vistiendo la franela de la selección nacional española.

“Desde 2006 hasta 2014 formé parte del conjunto ibérico, con el que participé en cinco Campeonatos Europeos, un preolímpico, dos Copas del Mundo y en 2009 le gané a Venezuela de relevo. Asimismo, estuve en el clasificatorio de 2012 para el Clásico Mundial. Con la selección española, principalmente mi rol fue de cerrador”.

Con tantos eventos vividos en representación de la Madre Patria, ¿cuál fue el que más te marcó?

“Sin dudas que la clasificación para el Clásico. Por primera vez en la historia del beisbol español se consiguió ese objetivo. Aporté mi granito de arena en ese desempeño pero no fui llamado a participar en el Clásico Mundial. Nunca pregunté la causa”.

Dentro de poco volverás al beisbol bambino, donde has disparado muchos de tus mejores lanzamientos.

“Participaré como te decía con el club Castenaso, como lanzador relevista y entrenador de pitcheo. Jugaré con mi coterráneo Yosvani Peraza, quien me recibió hace casi 20 años en Pinar del Río. Estoy pensando terminar como lanzador al final de esta temporada, veremos los resultados. Son casi 30 años lanzando en la pelota organizada”. (Rafael Rofes Perez)

Tags:

Leave a Reply