Béisbol Cubano

Montieth y Entenza, la cara opuesta de Ian Rendón

Por DAVID DÍAZ

Irma puede sonar, de hecho suena como el nombre de una cautivadora mujer. Pero en esta ocasión Irma ha puesto a casi toda Cuba con los pelos de punta, al ser el nombre de un potentísimo huracán categoría 5 que viene dejando una estela creciente de daños materiales en varias islas del Caribe. En Cuba, que históricamente ha sido un blanco para situaciones meteorológicas de esta índole, se tomaron diversas medidas preventivas, que llegaron incluso a tocar nuestro más preciado pasatiempo deportivo, la pelota, con la suspensión temporal de la 57 Serie Nacional.

Las ocho subseries programadas para iniciarse ayer, esperan pacientes porque se retome la voz de play ball, y en lo que eso llega, Pinar del Río lidera la justa con 18 victorias y cuatro reveses, además de ser también los guías en el pitcheo, con efectividad de 2.72, seguidos de Santiago de Cuba (3.21) y Ciego de Ávila (3.36). Industriales, equipo que hasta el momento va cumpliendo con su meta inicial de caminar a la próxima fase, se ubica en el octavo escaño en ese apartado, empatado con Granma, con 4.08.

Sobre los alumnos de Víctor Mesa bien se sabe que pesan grandes dudas sobre lo que puede aportar su staff de serpentineros en aras de la clasificación. Si en el arranque de la actual contienda prescindían de los servicios de tres de sus abridores, Frank Montieth, Noelvis Entenza e Ian Rendón, quienes se encontraban contratados en el exterior, ahora el panorama mejoró, con la incorporación de ese trío.

Montieth lanzó de manera sólida durante su segundo año en la Serie A de Italia, al pitchear once partidos, ganar siete, caer en uno solo, poseer efectividad de 0.81 en 89 entradas, en las que regaló 17 boletos y propinó 122 ponches. Terminó su compromiso en suelo bambino y se incorporó raudamente a los Azules, donde ha mantenido la excelente forma, pues se coloca como puntero en efectividad de la justa, con 0.39, producto de una carrera limpia en 23 capítulos, además de par de sonrisas, 16 estrucados y un solitario pasaporte ofrecido.

Entenza y Rendón, por su parte, concluyeron su segunda experiencia consecutiva en la Intercounty Baseball League, de Canadá, luciendo las franelas de las Panteras de Kitchener, club que culminó en la segunda posición del circuito, tras caer en la final ante los casi invencibles Barrie BayCats, vencedor en cuatro encuentros de un play off fijado al mejor de siete desafíos.

Durante toda la fase clasificatoria, el cienfueguero devenido capitalino subió al montículo siendo el lanzador de puntería de su elenco, al que le tributó siete éxitos sin fracasos en la etapa clasificatoria, con promedio de limpias de 4.04 y 66 ponches en 62.1 innings. Ya en los play off no pudo hacerse justicia y terminó cayendo tres veces con un éxito.

Su compañero, el liseño Rendón, no pudo imitar, ni medianamente las salidas de Entenza, al lanzar en 14 partidos, casi siempre como relevista, y ganar dos choques, perder en uno, mostró una alta efectividad de más de seis carreras por encuentro y no tuvo tanto control en sus lanzamientos, síntoma que padece desde hace varios años.

Ambos ya se apuntaron una apertura en la Serie 57, y como ocurrió en Canadá, los aplausos volvieron a acompañar a Entenza, quien en su labor ante Sancti Spíritus firmó una lechada, producto de ocho entradas, con seis ponches, dos boletos y cinco imparables tolerados. Mientras que Rendón, igualmente ante los yayaberos, perdió su juego, al no pasar del tercer inning, debido a tres anotaciones limpias recibidas y cinco inatrapables.

Mucho tiene que aportar este tridente de lanzadores en los objetivos de los Leones de la capital. Por el momento, Frank y Entenza van cumpliendo con creces, sin embargo, Rendón tiene que espabilarse y cumplir lo que se le exige.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top