Otras Ligas

Michel Rodríguez reaparecerá mañana en la Liga de España y va de nuevo por la Triple Corona

Mientras la Liga Española ocupa casi todos los cintillos de la prensa deportiva ibérica en su recta final, con el Barcelona instalado plácidamente en la primera posición y el Valencia regresando a planos estelares tras varias campañas por debajo de su nivel, la Liga Nacional División de Honor, evento fundamental del beisbol en ese país europeo, ha dejado para la historia sus primeras semanas y no puede presumir de tener un amplio líder, como lo es el Barça en la Liga Santander, ante la estrecha diferencia que tiene en la punta el conjunto Marlins de Tenerife respecto a los Astros de Valencia.

Si le hacemos caso fiel a cómo se va comportando la tabla clasificatoria hasta el momento, entonces tendremos que pensar que esta temporada promete ser muy similar a la anterior, cuando los Marlins y los Astros terminaron empatados en el primer lugar con 22 triunfos, pero en la última jornada la escuadra de Tenerife salió mejor parada en el desempate y así se llevó el título del circuito.

El conjunto estelar ha ganado en sus ocho salidas, mientras que los líderes han estado impecables en diez presentaciones. Pero este fin de semana, exactamente el sábado, según publica el sitio web del evento, se enfrentarán ambos conjuntos en un doble programa que romperá el invicto de uno o de los dos planteles. Sin embargo, los Astros de Valencia  se frotan las manos desde ayer con la confirmación para esos partidos de un jugador que debutó en 2017 en la liga ibérica y terminó siendo lo mejor de los Astros y del campeonato.

Según informó a Cronodeportes un jugador del elenco, mañana será el debut en esta contienda del pelotero cubano Michel Rodríguez López, un veterano de 40 años y 19 campañas en Series Nacionales, que en su estreno en 2017 en una liga fuera de Cuba debutó por la puerta ancha, al trasladar a sus vitrinas la triple corona de bateo.

En el average colectivo de los actuales subcampeones en el torneo anterior —.328—, el bateo de Rodríguez tuvo un peso fundamental, pues terminó con el mejor promedio ofensivo de la justa, con .440 y 17 puntos más que el segundo lugar, al igual que comandó los apartados de jonrones, con 11 —tres por encima de su compañero Jean Michel Acevedo—  y remolcadas, con 48, 16 más que su coequipero Blake Ochoa. En total de bases culminó primero también con 82, en carreras anotadas terminó segundo con 35, en imparables fue tercero con 40 y en dobletes concluyó quinto con 9.

A pesar del subcampeonato logrado en la División de Honor, el artemiseño se proclamó campeón a finales de mayo en la popular Copa del Rey, con gran protagonismo en la discusión de la corona ante los Marlins de Tenerife, al conectar un jonrón decisivo en la victoria de su elenco por 4-3. En junio obtuvo su primera medalla de plata en 2017, en la Copa Europea de Clubes, torneo en el que lució de forma excelente, tras participar en cuatro juegos y promediar para .467, producto de siete hits en 15 oportunidades, con un doble, dos cuadrangulares, cuatro impulsadas y no se ponchó.

Este jugador, que a pesar de lograr en sus 19 temporadas en Cuba estadísticas muy destacas y fijar su average en .309, no tuvo ni un pedacito de suerte para integrar selecciones nacionales absolutas, complejidad que no existió en las categorías menores, donde viajó a tres torneos, dos en México y el último al Campeonato Mundial juvenil de 1995 en Boston, donde terminaron en el sexto lugar y estuvo acompañado, entre otros, por Yoandy Garlobo, Jonder Martínez, Osvaldo Arias y Alexander Malleta.

En septiembre de 2015 regresó a Cuba, después de estar más de un año en República Dominicana, donde tuvo contacto directo con el beisbol de ese país y se dedicó a entrenar a jóvenes peloteros cubanos y dominicanos.  A su llegada a la isla inició las gestiones pertinentes para reincorporarse  a la Serie Nacional con los Cazadores de Artemisa, equipo para el que jugó durante tres temporadas a muy buen nivel, pero sus peticiones fueron bateadas por los responsables de admitirlo, por lo que decidió seguir con su carrera deportiva, sin importar la longevidad, fuera de Cuba.

Los otros cubanos que fortalecen el conjunto de Valencia son los habaneros Pedro Méndez (.500, de 30-15) y Pedro Luis Peraza (.421, de 19-8) y el lanzador artemiseño Rubén Hernández (1-0, 1.17). (Rafael Rofes)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top