Béisbol Cubano

Mesa, el “salvavidas” de la pelota cubana

“A los directivos de la capital solo les ha pedido cuatro cosas: agua, hielo, merienda y buen almuerzo después de una sesión de trabajo”, dijo Víctor Mesa nada más sentarse en el banquillo azul. El manager nacido en Villa Clara, hace años que vive en la capital de los cubanos, aunque llevaba seis años en el timón de los Cocodrilos matanceros. “Ya no soy rojo, ahora soy azul”, dijo en conferencia de prensa.

¿El objetivo de Mesa?

“Industriales lleva siete años sin clasificar para las post temporadas y a mí me gusta trabajar con equipos así. Este equipo (Industriales) es el que mejor sabe jugar a la pelota en Cuba, sus jugadores tienen mucho talento, pero necesitan más disciplina y cohesión. Y yo los obligaré a trabajar”. ¿Obligaré?

“Nadie puede llegar tarde a un entrenamiento y todos tienen que correr fuerte en el juego de pelota. No seré muy estricto con ellos, pero sí trabajaré con la idea de que se vean los resultados para que el pueblo de la capital se sienta alegre”.

Ya tiene compromisos serios: llenar el Latino (55 mil almas) y clasificar a los Play Off. Al villaclareño le gustan los grandes retos, aunque no en Guantánamo, por decir uno, otro equipo que también hace más de una década no sabe lo que es una postemporada. Por demás su hijo, que solo conoce la dirección de su padre, es un incentivo más en la novena azul.

Por cierto, ahora José Martínez Cedeño, Director Provincial de Deportes en La Habana, dice que: “La dirección de deportes nunca hizo compromisos con Guillermo Carmona, solo que estaría entre las propuestas que estábamos analizando”.  Y por supuesto, Carmona que perdió un contrato en Italia, siempre dijo que el compromiso siempre había existido. Las cosas típicas de la pelota cubana, donde dije digo, digo diego. Ejemplos de eso, sobran. Los peloteros cuando ven peligrar privilegios, enseguida cambian de idea.

Lo importante es reiterar algo que he destacado varias veces, la pelota cubana necesita un salvavidas, hundido como está, desacreditado como anda para la fanaticada dentro y fuera del país, y no deja ir a Víctor Mesa, porque el show tiene que mantenerse, no puede morir, así sea en los banquillos. Que Víctor esté, garantiza noticia, polémica o sea, para los directivos, oxígeno.

Dice Yosvany Aragón, el comisionado nacional, que ellos aconsejan a la provincial, pero no deciden. Eso, y uno es bobo y se chupa el dedo. La decisión de que Víctor Mesa, se vaya, regrese, se vaya y regrese, una y otra vez, es porque a los decisores le interesa que esté.

“Realmente, estoy corriendo muchos riesgos, pero eso también me gusta, en el béisbol, se gana y se pierde, pero un equipo como este, que es el club insignia de la pelota cubana, está obligado a ubicarse entre los mejores del torneo”, concluyó el anaranjado-rojo y azul.

Se sabe que convocó a Tabares, a Elósegui como asistentes, que llamó a filas a Samón, a Yosvany Pérez y a Alexander Rodríguez, al parecer tres inadaptados en sus provincias, que solo Mesa quiere. Víctor ya lo tiene “todo pensado”. Lo estuvo todo el tiempo, no nos engañemos. (Ignacio Valenzuela)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top