Otras Ligas

Medias Rojas se retira del torneo, Rolexis resuelve un contrato y los otros cubanos están en stand by

Tras los tres primeros fines de semana de la Serie A2 de beisbol en Italia, algunas son las noticias que tienen como centro a peloteros cubanos. Por encima de todas resalta la inmensa actuación de este sábado del derecho habanero José Pablo Cuesta, que tributó el primer triunfo para su equipo Fontana Sala Baganza después de propinar 18 ponches en siete entradas, en las que terminó sin boletos, le conectaron dos imparables en el segundo y quinto innings y le fabricaron una anotación.

El pinareño Yosvany Peraza tiene buen average de .375 pero todavía no ha podido mandar la bola fuera de los límites; el veterano capitalino Kleyvert Rodríguez se burla de su edad y marcha quinto entre los primeros del circuito con average de .500, mientras que otro lanzador habanero, el diestro Eddy Abel García va luciendo como un consagrado en su estreno en la segunda liga más importante de este país,  con dos triunfos sin derrotas, efectividad de 0.86, le batean para .200 y en 21 actos ha recetado 28 ponches, regalado tres boletos y no ha permitido jonrones.

Pero en este inicio de campeonato la novedad de mayor repercusión fue el retiro de la liga a causa de problemas económicos del equipo Paterno Red Sox, titular en 2016. Desgraciadamente, esa decisión afectó a cinco cubanos que militaban en ese club, tres jugadores (Wilbert Pérez, Yuskiel García y Rolexis Molina) y dos del cuerpo de dirección, René Rojas y José Manuel Pedroso, el padre del desaparecido Yadier Pedroso.

La gerencia de los Medias Rojas anunció oficialmente su renuncia hace casi dos semanas a la Federación Italiana de Beisbol y Softbol (FIBS) por presentar escasos recursos financieros para asumir la actual temporada. Michele Bonaccorso, presidente regional de la FIBS, declaró que fue una decisión dolorosa pero necesaria, porque los costes para mantener un equipo a este nivel son enormes. “Un viaje al norte de Italia tiene un precio aproximado de ocho mil euros. Los gerentes se ven obligados a eliminar dinero de sus familias para garantizar la disputa de los dos juegos cada semana. Y luego está el costo para administrar el campo del distrito Mauta Ficuzza”.

El directivo aclaró que la retirada del campeonato nacional de este conjunto no significa renunciar a todo, pues los equipos juveniles se mantendrán participando en los torneos de las distintas categorías, así como el segundo equipo de los Medias Rojas que disputa la Serie C.

La presente contienda implicó un comienzo doblemente exitoso para el equipo retirado, tras vencer en Rávena a la escuadra de Godo. Pero después de esos sendos triunfos, el jaque mate llegó para los Red Sox. El concejal de Deportes, Angelo Calenduccia, ratificó su decepción. “La gerencia no nos advirtió de nada, solo nos informó sobre la decisión. Si nos hubieran informado con un tiempo razonable, podríamos haber estudiado alguna solución. Es realmente una pena, porque los Rojos son un símbolo de nuestro territorio”.

Una fuente cercana a ese campeonato declaró a Cronodeportes sobre Wilbert Pérez, el único de los peloteros cubanos afectados, con contrato por la Federación Cubana que: “lo normal es que deba regresar a Cuba. Pero es mejor esperar a ver si se crea alguna cláusula y permiten que los jugadores de Paterno puedan incorporarse a otros rosters. Depende de qué quiera hacer la Federación, se perderían un año unos cuantos peloteros de calidad. Conozco de selecciones que han renunciado, pero siempre antes del campeonato, no después de comenzado, pero es que cuando se entra en bancarrota se tiene que cerrar completamente”.

Hace pocas horas se conoció que el pinero Molina, de 39 años y 12 temporadas en Series Nacionales como jardinero y jugador de cuadro, llegó a un acuerdo con el club Castenaso, el mismo al que pertenece Peraza, fruto de una exitosa gestión del manager Marco Nanni.

Sin embargo, a la espera de una nueva oportunidad están el camagüeyano García, con residencia permanente en Italia, y el lanzador zurdo Pérez, a todas luces el más perjudicado, pues si no consigue insertarse pronto en otro elenco deberá regresar a Cuba. El pinero fue uno de los testigos de la corona de 2016 de los Medias Rojas y con ese equipo se encontraba en su tercera temporada y propinó tres juegos de cero hit cero carreras.

En el caso de los entrenadores Rojas y Pedroso, quien se encarga del área del pitcheo, podrían ser ubicados en los equipos de las categorías menores. Pero eso es una opción, no la solución, por lo que hay que continuar al tanto de esta situación que atraviesan estos coterráneos en Italia. (Rafael Rofes)

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top