Béisbol Cubano

Los claroscuros de los 16 equipos de la Serie Nacional 57

Por DAVID DIAZ

Para los que todavía creen en el beisbol cubano y prenden la TV o acuden al estadio, el caluroso agosto pondrá la temperatura del inicio de la Serie Nacional 57. Granma expondrá por un tiempo su reinado inédito conseguido el pasado enero, mientras que otros conjuntos llegan con buenos aires con el ímpetu de arrebatarles el título a los orientales. Cronodeportes preparó una radiografía breve de los principales elementos de cada conjunto para la primera fase, puesto que en la segunda cambian mucho las cosas con el tema de los refuerzos, que mantiene su formato de la Serie 56.

  • Granma: Los Alazanes comenzarán por primera vez en la historia una Serie Nacional con la etiqueta de campeón de Cuba cosida al uniforme. Carlos Martí tiene como único afán mantener en su provincia la corona y para ello no contará en los inicios con tres cartas cardinales, como son el mejor lanzador de la Isla, el diestro Lázaro Blanco, y dos jardineros del equipo Cuba, Alfredo Despaigne y Roel Santos, que se encuentran cumpliendo contratos en el exterior. Pero la sapiencia del experimentado director,  la ofensiva sólida de este plantel y la mejora exhibida a la defensa, son motivos para que puedan dar el paso a la segunda fase.
  • Ciego de Ávila: Roger Machado, el director de la última selección nacional, aglutina nuevamente uno de los planteles más integrales de la venidera cita, sin variación apenas en comparación con el róster de la Serie 56, a no ser por el retiro de Yorelvis Charles y el regreso, tras lesiones, de los serpentineros Osmar Carrero y Yander Guevara. En esta primera fase deben ser pocos los dolores de cabeza del alto mando avileño para clasificar a la instancia venidera.
  • Matanzas: Comienza una nueva era para los Cocodrilos yumurinos sin su polémico director Víctor Mesa, quien si bien nunca los llevó a la cúspide, sí los condujo más de cinco ocasiones al podio. Será el debut como timonel de Víctor “Chua” Figueroa, quien tiene a su favor conocer bastante la dinámica interna de ese equipo, pero no tendrá a valiosos efectivos como los bateadores Víctor Víctor y Yordanis Samón, además del pitcher habanero Adrián Sosa, quien de las 21 victorias que tiene de por vida, 19 las logró con la Atenas de Cuba. Sin Yurisbel Gracial, quien se desenvuelve con éxito en Canadá, los matanceros tendrán que hacer un esfuerzo adicional para avanzar, apoyados por una serie de jugadores que retornan.
  • Villa Clara: Los Naranjas de Vladimir Hernández, incluidos entre los cuatro grandes de la pelota cubana y único de ese grupo que logró clasificar a la postemporada la Serie anterior, cuenta con un equipo balanceado, con jugadores hechos en este tipo de eventos y otros jóvenes que en la contienda pasada dieron muestras de crecimiento (Norel González, Raúl Reyes, Roberto Acea, Yosver Zulueta y Pablo Guillén).  Freddy Asiel Álvarez lidera un staff que promete ser uno de los mejores del país en pocos años, mientras que Javier Fuste tendrá que ocupar inicialmente la labor de receptor, al encontrarse Yulexis La Rosa desempeñándose en Canadá.
  • Industriales: El conjunto más ganador de la pelota cubana desborda de optimismo ante la designación de Víctor Mesa como mentor azul e incluso la afición más reticente al polémico estratega, en el fondo creen en sus capacidades. Mesa manejará las riendas de una selección que tiene como principal preocupación el no contar durante varios choques  con tres de sus abridores: Frank Montieth, Noelvis Entenza e Ian Rendón, contratados en Italia y Canadá. No obstante, la alineación que presente este equipo intimidará y su banca es otro factor de peso ante el endeble pitcheo. El aura de Mesa, que es innegable, junto al potencial de sus alumnos, puede devolverle a los aficionados la ansiada clasificación.
  • Santiago de Cuba: Tras el efímero paso de Reutilio Hurtado al frente de las Avispas, un jugador emblemático de nuestro beisbol como Orestes Kindelán ocupa esa función y no tiene otra encomienda que recuperar los planos estelares que caracterizaron a esa Aplanadora santiaguera de la que él fuera miembro. Para ese propósito se ha nutrido de un valioso grupo de atletas que obtuvieron por segundo año consecutivo el título en la Serie Nacional Sub 23, acompañados de la experiencia de Edilse Silva, Danny Betancourt y Alberto Bisset, quien no podrá participar en los compases iniciales por encontrarse jugando en Italia.
  • Pinar del Río: Puro carisma tendrán los vueltabajeros desde el alto mando de dirección, con la llegada del otrora estelar lanzador Pedro Luis Lazo, quien convocó para que lo asesoraran a glorias deportivas como Luis Giraldo Casanova, Jesús Bosmenier y el avezado coach Primitivo Díaz. Los más occidentales pueden presumir de tener el mejor cuerpo de lanzadores de la justa, resentido en los albores por las ausencias  de Raidel Martínez y Liván Moinelo, pero, aún así, tienen calidad humana para responder,  colgados del liderazgo de William Saavedra y Donald Duarte. Con un golpecito de suerte, pueden reencontarse con la próxima etapa.
  • Isla de la Juventud:  José Luis Rodríguez Pantoja debe estar bien dolido y molesto por prescindir de su Pirata mayor, Michel Enríquez, excluido arbitrariamente de la Serie Nacional, sin importar lo que él significa para la pelota cubana, por la que se ha mantenido en las más leales de las posturas. Los pineros han adoptado una serie de peloteros capitalinos, que unido a la veteranía de algunos miembros y el talento del resto del plantel, apostarán por traer de vuelta ese cariz sorpresivo que muchas veces los ha acompañado.
  • Camagüey: Obviamente que Orlando González tiene como plato principal en la parrilla poder acceder al sexteto de avanzada del evento, algo que consiguió en la contienda anterior, capitalizado por el talento de un grupo de atletas y de su líder indiscutible Alexander Ayala, quien no jugará en la primera recta por encontrarse contratado en Canadá. Jóvenes como Leonel Segura, Humberto Bravo, Héctor Hernández y Dariel Avilés, están llamados a ser pilares ofensivos, y brazos frescos como Yariel Rodríguez, José Ramón Rodríguez, Dariel Góngora y Arbelio Quiroz pueden reportarle varias victorias a los agramontinos, mas no creo que ocurra lo de la 56.
  • Holguín: El elenco de Noelvis González, al igual que Camagüey, fue uno de los “eléctricos” que lograron caminar a la segunda fase de la Serie 56, provocando regocijo en una provincia que mantiene empolvado el irrepetible cetro  logrado en 2002. Ahora los Sabuesos aparecen con prácticamente el mismo elenco de hace pocos meses -sin Yordan Manduley, contratado en Canadá- e intentarán repetir el quinto puesto que todavía permanece fresco, amparados fundamentalmente en la ofensiva de Yunior Paumier, Jorge Luis Peña, Geydi Soler y Michel Gorguet.
  • Las Tunas: Pablo Alberto Civil vuelve a coger la batuta de los Leñadores, tras su debut hace siete contiendas, y no tendrá en el equipo al jugador de cuadro Yordanis Alarcón, que se desempeña en Italia gracias a un contrato autogestionado. No obstante, una vez más será el receptor de la selección nacional, su hermano Yosvani Alarcón, quien tenga la responsabilidad de comandar al conjunto desde la artillería, en tanto el espigado Yoelkis Cruz tendrá semejante misión encima del box.
  • Sancti Spíritus: Uno de los pocos directores debutantes será el otrora receptor José Raúl Delgado, quien se lamentará de no contar con el prospectazo Luis Dariel Serrano, ausente por cuestiones migratorias. La ofensiva yayabera debe latir con los aportes de los curtidos Eriel Sánchez, Frederich Cepeda, Yunier Mendoza y Orlando Acebey.
  • Artemisa: Dany Valdespino se apunta su quinto mandato al frente de los Cazadores de Artemisa y extraña aquella contienda en que logró clasificarlos a la segunda parte. Incluyó en el equipo al lanzador Misael Villa y al antesalista Lázaro Hernández, provenientes de República Dominicana, que se unirán a un team work en el que destacan el matancero Yariel Duque, el habanero Jorge Alomá y los pitchers Miguel Lahera y José Ángel García.
  • Cienfuegos: El jardinero Yusniel Ibañez y el lanzador zurdo Leorisbel Sánchez son los referentes del plantel sureño, dirigido por el principiante en estos menesteres Jesús Francisco Gómez. La meta de avanzar a la fase siguiente no creo que esté a la altura de las posibilidades reales de esta escuadra, que en definitiva no pudo inscribir a Pavel Quesada y Edwin Vassell.
  • Guantánamo: Hace cuatro temporadas que el máscara Roberto Borrero colgó los arreos y ahora regresa a los terrenos de pelota sin ellos, en su función de manager de unos Indios que no tienen a los jardineros Giorvis Duvergel y Julio Pablo Martínez, contratado este último en Canadá. Sin un líder auténtico, los guantanameros tratarán de cumplir el calendario con más pros que contras.
  • Mayabeque: Vanoy Arado debuta como mentor en Series Nacionales y la verdad que le espera una misión imposible con el que parece ser el peor equipo de la justa, sin su principal lanzador Luis Manuel Castro –abandonó la selección nacional durante la Liga Can-Am- y con apenas tres jugadores con rodaje en el máximo evento deportivo de Cuba: Denys Laza, Michael González y Orlando Lavandera.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top