Béisbol Cubano

Los Capitales de Quebec lograron su título con la inyección de tres cubanos

Por DAVID DÍAZ

Canadá este año ha tenido mano dura con el beisbol cubano. Como decimos en la jerga coloquial, viene siendo la chica mala que le ha negado el placer a nuestros peloteros, empezando por la fallida incursión por segundo año consecutivo de la selección nacional por la Liga Can-Am, luego no quiso que Yorbis Borroto, Yulexis La Rosa, Noelvis Entenza e Ian Rendón ganaran la final de la Intercounty Baseball League y hace pocos más de una semana relegó a la selección antillana juvenil a una inaceptable sexta plaza en el Campeonato Mundial de la categoría con sede en Thunder Bay, sin ganar un juego siquiera en la polémica Super Ronda.

Por si fuera poco, días antes a ese equipo, durante una base de entrenamiento allí, se le escaparon el receptor villaclareño Pablo Enríquez González y el jugador de cuadro artemiseño Yorkislandy Álvarez. Tantas pulgas no puede soportar un perro, por lo que la hora del despojo tenía que llegar y lo hizo en las horas finales de ayer, momento en que los Capitales de Quebec lograron hacerse de la corona de la Liga Can-Am, jolgorio que disfrutaron los tres cubanos militantes en esa franquicia, el matancero Yurisbel Gracial, el holguinero Yordan Manduley y el granmense Lázaro Blanco.

La tríada de casa muchísimo aportó en el séptimo título de los Capitales en este circuito, el primero desde 2013, año que cerró una cadena de cinco coronas y el cetro del estreno apareció en 2006. Antes de hablar detalladamente del rendimiento de los cubanos, decir que el trofeo recién obtenido llegó gracias a una barrida en tres encuentros en la final ante los Rockland Boulders, plantel que el año pasado tampoco pudo rematar en la disputa por el oro, al ceder en cinco encuentros contra los Campeones de Ottawa de Alexander Malleta y Donald Duarte.

Los actuales titulares comenzaron la final con triunfo el martes de 7-5, al día siguiente pusieron el play off prácticamente de su lado con score de 7-2, para dar el tiro de gracia ayer 9-3. En una de las semifinales doblegaron, igual en tres partidos, al Sussex County Miners.

El utility Gracial (31 años) fue uno de los pilares a la ofensiva de su conjunto en la postemporada, al contar con promedio de .400 (10 indiscutibles en 25 oportunidades), cuatro tubeyes, cinco remolcadas y tres anotadas. En la fase regular jugó 95 choques, con producción de 124 hits (segundo de la Liga) y average de .333 (cuarto de la Liga), además de 28 dobles (segundo de la Liga), trece vuelacercas, 65 impulsadas (séptimo de la Liga) y 14 bases robadas.

Por otra parte, el torpedero Manduley (31 años) ligó en los play off para .333 (nueve incogibles en 27 veces), un doble, un triple, cuatro impulsadas y cinco anotadas. En la clasificatoria ostentó promedio ofensivo de .309, con 103 imparables, 14 dobletes, un jonrón y 37 remolcadas.

Mientras que el lanzador derecho Blanco (31 años), hoy el mejor en su posición de Cuba, tuvo un estreno de pasarela en este evento, pues aunque no pudo tributar ninguna victoria en la postemporada y su efectividad fue de 5.06, resultó el motor impulsor de su plantel en la ronda clasificatoria, al ganar once choques (cuarto de la Liga y perdió cuatro), promedio de carreras limpias de 2.98 (segundo de la Liga, pero, en realidad, debe ser el primero, pues la cima es del pinareño Frank Luis Medina, quien apenas lanzó 17.2 innings con el equipo Cuba) y propinó 118 ponches (segundo de la Liga).

Manduley cumplió su tercera temporada en la Liga Can-Am, siempre con el mismo equipo, y archiva promedio de .294, con 179 indiscutibles y 28 dobles, mientras que Gracial capitalizó su segunda campaña en este torneo, y su average es de .330, 248 hits, 49 tubeyes, ocho triples, 22 bambinazos, 130 remolcadas y 24 bases robadas.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top