Béisbol Cubano

Llegó la hora cero y qué traen los debutantes de la Serie 57

Por MARVIN LÓPEZ

La fiebre beisbolera debe estar a punto de romper los termómetros de cada uno de los aficionados que todavía sienten como suya las Series Nacionales. El Dios Crono advierte que faltan poquísimas horas para que la edición 57 del supremo certamen deportivo que celebra Cuba cada año sea realidad, con poquísimas alteraciones que aportar, como son los casos de la utilización de 27 peloteros como máximo en cada partido y el jugador que reciba boleto intencional irá directamente a la inicial, como lo más significativo.

Como pincelada de la inminente contienda destacan que de los 16 mentores que moverán los hilos de cada equipo, siete llegan con el calificativo de debutantes, pero dos de ellos, el pinareño Pedro Luis Lazo y el santiaguero Orestes Kindelán, en compañía del ahora industrialista Víctor Mesa, prometen inundar de euforia a los hinchas de sus equipos y darle a estadios tan emblemáticos como el Capitán San Luis, el Guillermón Moncada y el Latinoamericano el esplendor que necesitan. Además, no es secreto, que la pelota cubana está urgida de que esos tres planteles justifiquen el porqué están incluidos junto a Villa Clara entre los cuatro grandes del beisbol de este país.

Algo que es, y pienso será habitual mientras exista este campeonato, son el número alarmante de novatos que llegan cada temporada, algo que en la 57 no es excepción. En sentido general, y no crea que sea un factor positivo, más bien desalentador, casi la mitad de los peloteros que se desenvolverán en la próxima justa tienen 23 años o menos, clara muestra del continuo éxodo de atletas en cada provincia. He ahí la mayor preocupación de este deporte en Cuba, porque por ahí pasa la notoria desmejora en eventos internacionales y en los torneos interinos.

Pero basta de quejas, que la pelota está al empezar, y no puede ser que siempre nos sorprenda con el látigo en la mano. Hoy a las cuatro de la tarde el cuartel general de los Alazanes granmenses atestiguará el único partido de la jornada, que dejará oficialmente inaugurado el campeonato, para que mañana todos los planteles se vean inmersos en el resto de las siete subseries.

Los anfitriones granmenses, que no tendrán en los compases iniciales a su principal as del montículo Lázaro Blanco, ni a su cuarto bate Alfredo Despaigne y tampoco al hombre proa Roel Santos, tratarán de arrancar airosos en el primer choque ante Villa Clara, a pesar de las notables ausencias. Los alumnos de Carlos Martí, al afable y querido director, dependerán del serpentinero zurdo Leandro Martínez para los envíos inaugurales, además de presumir de una ofensiva bien poderosa, amén de no estar Despaigne y Santos.

Para los otros dos choques de la subserie Martí, estratega de la Serie del Caribe y el IV Clásico Mundial y artífice enorme de la única corona que tiene su provincia, anunció a los derechos Yanier González y César García. Y es en el pitcheo donde los villaclareños les sacan ventaja a los actuales monarcas nacionales, aunque, pensándolo bien, en los títulos también, pues las huestes de Vladimir Hernández, con el nombre de Villa Clara, ha ganado cinco cetros.

El  experimentado derecho Alaín Sánchez será el encargado de subir a la lomita por los del centro del país, quien intentará dar el primer alegrón a su afición, la misma que espera que bateadores como Andy Zamora, Norel González, Yurién Vizcaíno, Javier Fusté, Andy Sarduy y Leandro Turiño, entre otros, aporten lo suyo para lograr el empeño. Por otra parte se supo que el antesalista Yeniet Pérez sufre una lesión y el receptor titular Yulexis La Rosa continúa su compromiso por territorio canadiense.

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top