Béisbol Cubano

La novela continúa: Carmona vs. Mesa

Las voces de aquí y allá se han armado como en una guerra. De un lado los que quieren a Víctor Mesa en la dirección azul, del otro los que defienden a capa y espada que Guillermo Carmona es la única opción difundida por la Comisión Provincial de Béisbol de La Habana y que por lo tanto es la única que debe tenerse en cuenta. Lo que nadie explica es por qué se da una preselección de Industriales, sin cuerpo de dirección. ¿Quién entrena a esos atletas? ¿Y por qué el silencio? Eso de por sí ya es bastante sospechoso.

Circulan varias informaciones por las redes, como el anuncio de la revista Play Off que indicaba que: “En horas de la mañana Guillermo Carmona fue llamado desde las oficinas de la Comisión Provincial de Béisbol en La Habana. Al salir de la reunión, según palabras de Carmona, fue convocado con el objetivo de apaciguar los ánimos y pedir disculpas por la trascendencia mediática que ha cobrado el angustioso asunto. También se ratificó, por parte de la Comisión Provincial, la intención de que el ex Director de los equipos Industriales sea el designado para el importante cargo; pero que aún no se ha tomado la medida en espera de un posible pronunciamiento por parte autoridades políticas en La Habana”.

Todos saben que el béisbol en Cuba es un asunto de política, y en orden, detrás del equipo Cuba, el de Industriales es el más importante, y el que más hilos mueve detrás del telón. Desde que el mentor Víctor Mesa salió de Matanzas y dijo que descansaría, tres meses después la cosa tomó otro nivel. Su hijo se confirmaba en el jardín central del equipo azul y otros intereses entraban al ruedo.

Inmediatamente salieron muchas voces a abogar por la elección del mítico 32, entre ellas la de la periodista ya retirada Julia Osendi, y otros comentaristas de televisión que abiertamente en espacios estelares le hicieron quórum.

“Los medios de comunicación, al menos en Cuba, deben regirse por la objetividad y la imparcialidad. Y lo voy a decir con todas sus letras. Resulta poco ético, cuando no irritante, que un espacio del alcance y la seriedad del Noticiero Nacional de Televisión abra sus pantallas a un comentario donde prácticamente se incite a que se designe a Víctor Mesa al frente de Industriales.

Y mucho peor, que dentro de los argumentos se esgrima que ello le vendría bien a la pelota por el show mediático que supondría un enfrentamiento entre Víctor y Kindelán, el santiaguero o entre Víctor y Pestano, el villaclareño o entre Víctor y sus más recientes dirigidos de Matanzas. No hay que ser un dechado analista para leer entre líneas, lo que está sugerido de manera directa», escribía la reconocida reportera de Escambray, Elsa Ramos. Como notan, voces a favor y en contra. Tres días antes, en el diario Granma el de más circulación en la Isla, había un comentario titulado “Polémico, pero necesario”, firmado por el subdirector de ese medio Oscar Sánchez Serra. O sea la promoción a favor de Mesa era hilarante, visible, se tocaba con las manos.

Ahora han salido unos pocos a un llamado de la ética profesional y apuntan a una Comisión Provincial santificada, que poco pinta, que nada dice, que se silencia ella misma. En una lectura transparente si la Comisión entregó un listado de atletas sin dirección es que algo se cocina a espaldas de Carmona, de los aficionados. Lo que están acostumbrados en la Comisión Nacional. Por otro lado, ¿sirvió la campaña a favor de la incorporación de Cepeda al Clásico Mundial pero no la de Víctor Mesa a Industriales? ¿Doble moral? (Ignacio Valenzuela)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top