Béisbol Cubano

José Manuel Pedroso: “La ley de la vida nos traicionó a su mamá y a mí”

Cuenta José Manuel desde Paterno, Italia, que hace algunos años el equipo Habana clasificó a un play off del beisbol cubano y el rival a enfrentar no era otro que Industriales. Entonces su hijo limpiaba su carro con un paño azul, en el momento que un amigo se le acercó y le dijo que ese color era el mismo que al día siguiente le iba a ganar, a modo de broma. El joven levantó la cabeza y respondió que en el Latinoamericano solamente permitiría tres hits, no más.

José Manuel, minutos antes de comenzar el juego, en pleno calentamiento, le preguntó cómo se sentía, en calidad de progenitor y como entrenador de pitcheo de los Vaqueros de La Habana. Puede que muy serio o tal vez risueño, le recordó a su padre lo que antes le había asegurado a su amigo. “¿Tú piensas que lo que dije es mentira?”, ripostó. Tres horas después, mientras su amigo estaba en las gradas y su padre en el banco de visitador, el joven cumplía lo prometido.

Con esa anécdota es como prefiere recordar José Manuel a su hijo Yadier Pedroso, este 16 de marzo de 2018, cuando ya han pasado cinco años de la muerte de un lanzador que, con toda la seguridad que me permito, estuviera hoy entre la avanzada del pitcheo cubano, lanzando con la selección nacional en Clásicos Mundiales, Series del Caribe o encabezando el cuerpo de serpentineros de Danny Valdespino y su Artemisa querida.

Es otro 16 de marzo que José Manuel no podrá revivir con Pedrosito aquel relevo que hiciera con 19 años en el primer Clásico Mundial, ni lo tendrá para decirle los mismos consejos que le diera en vida u otros que nacieran al margen de la existencia. Desde el primer momento que nos comunicamos mediante facebook con José Manuel, con poca presentación y muchas expectativas por hacer algo digno de la memoria de Yadier, este artemiseño accedió al instante y dijo “gracias por la amabilidad de contactar conmigo y hablarme de un tema que nunca renunciaré. También quiero agradecer  a los aficionados que nos apoyaron, se unieron y se unen a nuestro dolor. La familia Pedroso González les está agradecido”.

Rememora que le gustaban todos los deportes y tenía habilidades en muchos de ellos. “Desde su adolescencia decidió su disciplina preferida, el beisbol, teniendo buenos resultados en Campeonatos juveniles dentro y fuera del país. Cuando entró a la categoría de mayores fue un atleta de rápido aprendizaje, de mucho coraje, que solo pensaba en el triunfo y a pesar de eso, sabía recuperarse fácilmente de las derrotas, esas eran sus virtudes principales”.

Llegado el momento, hay que preguntar. El dolor de un padre cuando pierde a un hijo no tiene palabras de descripción, no tiene comparación con nada, es un sentimiento que abate y transforma, es un golpe que por desgracia hay que vivir para sentirlo, para decir, sin pensarlo, que la vida es una mierda, sobre todo cuando el hijo que ya no está era pura vida y emoción, como Yadier Pedroso.

 

Casi igual piensa el hombre que hoy nos habla con el dolor contenido y la añoranza de revivir mediante recuerdos y palabras la gloria de su hijo. “Son cosas que hay que vivirlas y no se las deseo a nadie, me es difícil de explicar, pero es como si ya uno no existiera. Después te vas recuperando parcialmente, pero la ley de la vida nos traicionó a su mamá y a mí”.

Le preguntamos si el hecho de que su padre haya sido pelotero, influyó en que el niño terminara escogiendo la disciplina que lo guió a ser un hombre célebre en el beisbol, logrando  con apenas 26 años muchos logros que estarían entre lo más selecto de muchos veteranos.

“No le elegí el deporte, sí la educación y el comportamiento en general. En los juveniles jugaba tercera base y lanzaba. Al regreso del Mundial juvenil por derecho estaba en la Serie Nacional y le pregunté qué iba a hacer y me respondió que lanzador y mejor que yo. Eso me favorecía por ser especialista en esa posición y debo señalar el aporte del profesor y uno de los mejores entrenadores de pitcheo de Cuba, Javier Gálvez, quien realizó un gran trabajo en la formación de Yadier como lanzador”. (Rafael Rofes)

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top