JOSÉ DARIEL “PITO” ABREU

14 Agosto, 2013 2:23 pm1.376 commentsViews: 2501

peter1Por ROBERTO A. LAMELO (www.cienfuegoshoy.com)

Si un pelotero no podía irse era Pito. Eso, hasta un niño de cuatro años lo sabe. Cualquiera podía hacerlo… Pito no. No él.

A Cuba se le han ido grandes pitchers. Grandes peloteros. Grandes promesas. Excepto José Ariel Contreras, nadie dentro del Cuba, era tan grande. GRANDE, con sus dos significados. Nadie. Ni siquiera Arocha, … Arocha, cuando se fue, cuando “traicionó”, ya había transitado bastante por nuestro beisbol. El Duque también. Ya eran monstruos consagrados en sus 30.  Arrojo, Euclides, sonaban “viejos”  en nuestros oídos.  Solo Kendry y Liván eran promesas. Tenían un gran futuro, pero no tenían en Cuba una raíz. Apenas comenzaban a brotar sus primeras ramas. Es probable que ni los extrañarían. Pito, …es diferente. Pito hoy, sin dudas, representaba el mejor pelotero de Cuba. No el niño mediático, hijo de papá que nos quisieron imponer a la fuerza a base de remilgos y adulaciones. Ni siquiera Cepeda representa hoy lo que es Pito. Cepeda ya tiene más de 30 años. Pito apenas tiene 26.

Pito es hoy lo que en su momento fue Contreras, pero en el béisbol, el arte está en batear. Es la génesis del béisbol. Si pitchear lo fuera todo, pues se hicieran competencias para ver quien pitcheaba mejor y ya está, pero ya sabemos que un jonrón es más sublime que una lechada. Un jonrón, con las bases llenas, es la apoteosis misma. Un batazo que deja tendido en el campo al contrario es algo indescriptible. Un pitcher puede llegar a la gloria con un hit no run. Un bateador puede hacerlo muchas más veces y Pito es de los que sí sabe batear, no digo yo llegar a la gloria.

Pero Pito, unido a su excelente bateo, carga en sus 250 libras de peso una bondad sin límites. Mira que recibió pelotazos. Jamás lo vi irle para arriba a un pitcher bate en mano tras ser golpeado por un lanzamiento. Si acaso una mirada grave, pero jamás se molestó. Jamás lo vi gritando ni diciendo, dentro o fuera del Estadio “Yo soy Pito Abreu”. Ni para ganarse favores especiales, ni para demostrar su jerarquía. Jamás negó, que yo recuerde, una sonrisa, una foto, un autógrafo, un “siéntate aquí Pito” o un “venga esa mano”. Así que esa trova de que “se le subieron los humos” o esa otra de “se creía Dios” o que era petulante o “menos mal que se fue” aquí, ni en Cienfuegos, ni en Cuba, en nadie que tenga dos dedos de frente pega. Ni con cola ni con colina, así que no la expresen. Mejor no.

Que Pito se haya ido es, como si de golpe y porrazo, toda la vergüenza, la modestia, la sencillez, el carisma, la esperanza, la bondad, la ternura y la ingenuidad de un pueblo entero se hayan ido por un tragante. Qué desespero, qué desamparo, qué impotencia y dolor, tiene que sufrir un pueblo agobiado ante las carencias cotidianas cuando descubre que el mejor exponente de su deporte nacional, decida un día “abandonarlos” Es como si en la cultura nacional cubana, en plenos 80´ Silvio se hubiese largado pa´l carajo, o como si Alicia se hubiese quedado con su ballet entero en Nueva York. O que los Van Van  al unísono todos sus miembros se hubieran quedado en Miami. O que se hubiera quedado Soto, Ana Fidelia… o Muñoz, o Linares.

Ver a Pito batear era alegría, era temor, respeto y admiración. Nadie, ningún pelotero en Cuba sufría las cuatro cosas, ni tantos sentimientos dispares provenientes de los contrarios en el terreno, ni de los contrarios en las gradas, ni de sus fieles admiradores. Nadie, ninguno, asumía el pelotazo como algo que ocurre dentro del béisbol. Solo Muñoz, en su tiempo despertó en toda Cuba los mismos sentimientos que despertaba Pito cuando se paraba en el cajón de bateo. Eso dice mucho… Demasiado.

Si un pelotero no podía irse y lo merecía desde siempre, desde que surgió al beisbol, era Pito. Si una ausencia duele y reconforta es esa. Si una lágrima de alegría o de tristeza se comparte a través de un inmenso mar y unas franqueables 90 millas, es esa. Si algún pelotero, aparte de Muñoz es querido y venerado en Cienfuegos y en Cuba, es Pito. La lógica de los años nos hizo acostumbrarnos a la ausencia del Gigante del Escambray en el Cinco. Si algún elefante se extraña desde ahora y se extrañará para siempre en ese estadio, es el número 79. Será una ausencia a la que no nos acostumbraremos nunca.

Volverá a él, un día, seguro, y allí en las paredes del Cinco estará colgada su foto. Su número acompañará al 5 y al 6. Al 6 que unos míseros enemigos boquiafuera de los dólares quisieron borrarnos de la memoria.

Regresará, como el hijo pródigo… no faltará un Rembrandt cienfueguero que recuerde y dibuje para la posteridad su regreso y un Peter que calmará las lágrimas después de tanta ausencia.

Michel Abreú ya tiene 24 jonronazos en Liga Profesional Japonesa

1.376 Comments

  • Qué bien elaborado!…
    Sencilla y llanamente: me gustó!….

  • NO VIVO EN CUBA Y SOLO HE VIAJADO UNA VEZ A CIENFUEGOS PERO CREO QUE SIEMPRE HABIA UN NINO EN LAS GRADAS DETRAS DEL HOME Y EL CON CADA BATAZO LO SALUDABA, NUNCA LO VI; PERO SI HE SABIDO DE ESTA GRAN ACCION DE ESTE PELOTERO. LA VERDAD ESTE COMENTARIO ELECTRIZA; ES BUEN PERIODISMO; ES PURO BUEN TRABAJO; MIS FELICITACIONES A UD (ROBERTO A LAMELO)

  • Alfredo Moleiro

    impresionante y conmovedora cronica…felicitaciones don Roberto

    • Roberto Lamelo

      el muchachito, q padece de una paralisis cerebral, se llama Peter… y por eso lo mencione como ejemplo al final del trabajo. Gracias x su comentario.

  • Roberto Lamelo

    Gracias a todos… para q uds nos lean es q trabajamos

  • Yo soy cubana y te cuento que todo lo que plantea Roberto es cierto,estas cosas suceden por la falta de vista de los dirigentes del beisbol en cuba,porque no hicieron fuerza con los Piratas y cambiaron a Michel o Samon por Pito,o porque en realidad no mandaron a Pito a otro cualquier equipo que seguro lo necesitaba,esas son la novatadas que pagamos,disculpenme yo soy asi de petatera

  • excelente comentario,ojala lo publicaran en cuba(aunque de sobra se sabe que no lo haran,mis felicitaciones,asi se escribe roberto lamelo.

    • Roberto Lamelo

      En Cuba se lee mucho el blog donde trabajo habitualmente, http://www.cienfuegoshoy.com … pero tienes razon, no niego que me gustaria que publicaran el trabajo al menos en Cienfuegos. Un saludo

  • Tremendo articulo sobre Pito Abreu, me gusto mucho, Felicitaciones a ese periodista !!!!

  • Respeto la ida de Pito.Tiene posibilidades reales de jugar en las GL.Fue lo que él decidió.Todos los cubanos disfrutarán de su talento, incluso los de la isla,y que Peter sea el primero,claro.

  • leonardo aguila

    ese muchachahito del cual ustedes hablan aqui es mi primo peter aguila , es una parte d emi familia k tomo todo el amor del mundoo ,su idolo es pito el pelotero y mi primito nunca se ha perdido un juego del peoltero , saludos a todos gracias por los comentarios

    • Roberto Lamelo

      Un saludo para ti y otro para tu primo… Pito estaralejos jugando pero estoy seguro q lo llevara donde quiera que vaya, como Peter llevara a Pito donde quiera que vaya.

  • Excelente articulo. Nunca lo he visto jugar, pero parece un muchacho tranquilo y humilde. Le deseo lo mejor

  • Roberto Lamelo

    Agradezco las frases de apoyo… y los invito a visitar la pagina de http://www.cienfuegoshoy.com

  • Mario Canseco

    Esta es la ultima y primera que hago un comentario en una pagina cubana del internet, hice un comentario hace dos dias atras sobre Jose Pito Abreu para mi fue un comentario codiar y respetuoso pero al escritor del articulo o a alguien en Cuba no le gusto y lo borraron. Ya veo que lo que dicen aqui en USA que en Cuba ahi censura es verdad. Y como ya me encabronaron le digo que venga todos los peloteros y boxeadores Cubanos para aca aqui ganan dolares y en Cuba van a ganar peos cubanos.

Leave a Reply