Béisbol Cubano

Joan Carlos Pedroso: entre querer regresar y no poder

Todavía se sienten los ecos del triunfo de Granma en la Serie Nacional 57 por segunda ocasión sucesiva. Todavía permanece fresca la actuación del equipo cubano que participó en la edición 60 de la Serie del Caribe en Guadalajara y terminó en el tercer lugar. Cuando nuestra memoria conserva los instantes más emocionantes y menos gratos de esos dos torneos y aún faltan seis meses para que la temporada 58 de la pelota cubana anuncie su voz de play ball, otro nuevo culebrón parece tener su prólogo, esta vez en Las Tunas,  para no perder la costumbre.

La semana pasada me enteré que los vigentes subcampeones nacionales podrían fortalecer aún más su respetable tanda ofensiva, con la posible inclusión del archiconocido Joan Carlos Pedroso, quien estaba inscrito en la nómina del municipio cabecera Las Tunas que interviene en la versión 42 de la Serie Provincial de ese territorio que comenzó el pasado viernes, según informó el periódico 26.

Al conocer esa buena nueva, probablemente el manager de los Leñadores Pablo Civil haya puesto el grito en el cielo de felicidad, por lo que supone tener a un slugger nato como Pedroso de vuelta en su conjunto, en el que se le podría abrir un hueco en la alineación como bateador designado, alternando con el veterano camarero Danel Castro. No obstante, todo quedó en planes irrealizables, al menos de momento,  después de haberse conocido que la Comisión Provincial de Las Tunas le negó a Joan Carlos su participación en el campeonato provincial bajo el pretexto de que todavía posee contrato profesional en una liga extranjera.

Su situación es algo parecida a la que atravesaron Michel Enríquez (Isla de la Juventud), Yordanis Alarcón (Las Tunas) y José Pablo Cuesta (Industriales), a quienes no les fue permitido en un momento de la Serie Nacional 57 vincularse a ese torneo, debido a que se autogestionaron contratos en circuitos diferentes. Michel en la Liga del Norte de México con los Centinelas de Mexicali, Alarcón con el club Polisportiva Padule Bas, perteneciente a la Italian Baseball League, y Cuesta con el plantel Fontana Sala Baganza de la Serie A italiana.

Sin embargo, gracias a una intensa campaña mediática, fundamentalmente a favor del pinero, los tres jugadores pudieron jugar con sus respectivos conjuntos. Incluso, Alarcón se proclamó subcampeón nacional y Michel fue solicitado como refuerzo por Pinar del Río en la segunda fase del campeonato.

La verdadera situación de Pedroso, en cuanto al motivo que alega la Comisión Provincial, se desconoce, aunque en el 2017 el otrora inicialista de la selección nacional no se involucró con ningún equipo profesional e incluso llegó a manifestar sus intenciones de volver a vestir el uniforme de los Leñadores. Algo que nunca ocurrió.

Pero, ¿por qué la Comisión Provincial viró la ficha de que Pedroso todavía está sujeto a un contrato en otro país? Pongamos las cosas en orden para poder entender este rollo.  Previo a la Serie Nacional 53, Joan Carlos, Yordanis Scull y Michel Brito fueron descartados por la Comisión técnica de su provincia en un proceso de renovación de cara al campeonato que se aproximaba.  No obstante, les dijeron que si deseaban representar a otra provincia, podían hacerlo, y así evitaban el retiro.  A la postre, ninguno de los tres atletas dio ese paso.

En el caso de Pedroso Brooks, no perdió su tiempo y consciente de que todavía le quedaba power en sus muñecas, voló hasta Italia para vestir el traje del elenco Danesi Caffe Nettuno, de la segunda división de la Liga Italiana, donde compiló números discretos de manera general en 2014. Meses más tarde pasó a jugar a México, con los Cañeros de Los Mochis, franquicia que conforma el fuerte circuito de la Liga Mexicana del Pacífico, donde se adueñó de la inicial y del cuarto puesto en la alineación. No obstante de estar ausente casi un mes por una lesión, terminó como puntero en jonrones en su equipo (8), boletos (34) y porcentaje de embasado (426) y segundo en remolcadas con 26.

Al año siguiente, el recio toletero encontró otra nueva puerta profesional en México, donde fue firmado por los Freseros de San Quintín en la Liga del Norte y su desempeño lo condujo al Juego de las Estrellas, donde fue el único jugador cubano en el equipo de la Zona Oeste. Tras su actuación destacada con los Mochis en la Liga del Pacífico en la contienda precedente, volvió a repetir el contrato con esa escuadra, lo que jugó menos partidos, 16, y average de .308, 16 incogibles y un jonrón.

En 2016 vivió su segunda campaña en la Liga del Norte, pero en vez de jugar con los Freseros, lo hizo con los Algodoneros de San Luis, participando en 15 encuentros, con average de .320, 16 imparables y como extrabases un tubey.

Pedroso, subcampeón en el Primer Clásico Mundial y con 38 años, estuvo en 16 Series Nacionales, consiguiendo un average de .310, 1402 hits, 226 dobles, 17 triples, 300 jonrones y 991 impulsadas. Este parece ser otro interesante capítulo de la pelota cubana, solo resta no perderle el rastro y esperar que tenga un final feliz. (Marvin López)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top