Ligas Menores

Elian Leyva: “Ahora soy todo un profesional, creo que esa palabra lo define todo”

Por DAVID DÍAZ

Como ha ocurrido varias veces, numerosos jugadores cubanos se marchan de la Isla para probar fortuna en otras ligas y cuando triunfan, saltan las sorpresas en muchos aficionados. Eso ocurre porque en Cuba las oportunidades a dichos jugadores no fueron las indicadas o simple y llanamente el potencial de ellos fue desestimado.  Un ejemplo concreto es el del espigado lanzador derecho de San José de las Lajas, Elian Leyva Delgado (17 de marzo de 1989), quien hoy es el mejor abridor de la Liga del Norte de México, donde encabeza la rotación de los Tiburones de Puerto Peñasco.

El lajero en sus siete Series Nacionales participó en 116 juegos y solamente le encomendaron en par de ocasiones la función de abrir. Además, ganó 14 encuentros y cayó en ocho, su efectividad fue de 5.68 y se apuntó 90 ponches en 201.1 entradas.  Pero ahora la vida del mayabequense camina sobre el éxito en México, al abrir 16 enfrentamientos y ser el máximo ganador del circuito (11), líder en WHIP (1.18), tercero en efectividad (3.34) y cuarto en estrucados (78) en 89 episodios.

Leyva, quien pertenece a la organización Bravos de Atlanta, declaró a Cronodeportes que “antes de llegar aquí, estaba preparándome en República Dominicana y me trajeron a Tucson, Arizona, para hacer pretemporada con los Toros de Tijuana.  Sin embargo, los Toros decidieron mandarme a los Tiburones de Puerto Peñasco, equipo sucursal de ellos”.

Respecto a la fabulosa temporada que va cosechando con los Tiburones, comentó que “gracias a Dios todo está bien, creo que el trabajo diario que llevo haciendo hace varios meses, desde la pretemporada, me ha dado la posibilidad de alcanzar el rendimiento que hoy presento. Es una temporada larga y los equipos tienen nivel, hay veces que uno se siente muy bien y otras no tan bien, así que creo que es clave la disciplina, el trabajo y la fe en cada actuación. Ahora soy todo un profesional, creo que esa palabra lo define todo. Y no me refiero al aspecto económico, sino a mi personalidad ante el trabajo diario”.

En Cuba solamente abriste dos encuentros, sin embargo, desde el año pasado en España te has adaptado muy bien al rol de abridor, con excelentes salidas.

“A mí siempre me ha gustado fungir más como abridor que relevista, aunque también puedo asumir esa segunda función. Una vez me tocó abrir con los  Vaqueros de La Habana,  que tenían en ese tiempo unos de los mejores staff de pitcheo de Cuba y luego con los Huracanes de Mayabeque nunca quisieron ponerme en la rotación de abridores, incluso tuve en varias ocasiones ese tipo de conversación con los entrenadores, pero nunca pasó. Ahora estoy trabajando como abridor y ya ves mis desempeños”.

Sí, la verdad es que tu desempeño en la Liga del Norte ha tocado la excelencia y como recompensa, abriste el Juego de las Estrellas.

“Creo que fue una experiencia única, fenomenal, ya que fue el reconocimiento de la temporada relevante que estoy teniendo. Y jugar al lado de varios peloteros con tremenda calidad me llena de regocijo, para qué mentirte. Me dieron la bola para la apertura y laboré una entrada, permití un indiscutible y no acepté anotaciones”.

Tu salida de Cuba prácticamente no causó ruido…

“Salgo de Cuba de visita rumbo a España en junio de 2015, creo que allí comenzó todo. Allá contacto con un amigo mío, Carlitos, él juega con el Club beisbol Barcelona y él, junto a sus padres Carmen y Xavi, y mi esposa Vanessa, me ayudaron en todo el proceso para que el equipo me viera y me contratara. Luego comencé a prepararme para esa temporada del 2016. Tengo que decir que mis raíces me ayudaron mucho esa campaña en España”.

Desde que te fuiste de las Series Nacionales, has vivido un gran progreso en diferentes ligas. ¿Tu mirada cómo observa las Mayores?

“Sé que es un camino empedrado para llegar a las Mayores, pero también tengo la seguridad que está cerca. Ahora mismo pertenezco a los Atlanta Braves, solo que ellos decidieron traerme a México con vistas al año próximo comenzar a trabajar con la organización, pero estoy firmado con ellos desde noviembre pasado. Es difícil saber cuándo será, pero trabajaré con toda mi mente y mis fuerzas para llegar a las Grandes Ligas, creo que voy por el camino correcto y eso es muy importante”.

¿Qué me dices de tu coterráneo Ariel Miranda, quien se apoderó de un puesto en la rotación de los Marineros de Seattle?

“Estoy muy orgulloso de Ariel, te cuento que en mi mente lo tengo de ejemplo y más que hablo con él a menudo. La verdad es que estoy muy contento con lo que le está pasando en su vida deportiva”.

¿Qué buenos recuerdos podrías compartir con nosotros de tus años en la pelota cubana?

“Son muchos, pero te diré que unos de los recuerdos más emocionantes fue cuando ganamos el campeonato con los Vaqueros de la Habana. La verdad que los malos momentos los dejé atrás y prefiero no viajar al pasado. Industriales fue otra parte importante en mi carrera, a pesar de que estuve poco tiempo con ese equipo, aprendí mucho. Jugar en el estadio Latinoamericano de home club, defender la camiseta de Industriales y estar al lado de esos grandes jugadores fue algo bonito y que no olvido”.

Cuando te subes al montículo, ¿cuáles son tus armas para dominar a los bateadores rivales?

“Actualmente domino la recta de cuatro y dos costuras, el cambio de velocidad, la sinker, el  slider y la curva. He topado hasta 94 millas y ahora está mi velocidad entre 89 y 92 millas”, concluye el pelotero de 28 años y que empezó a jugar a los 12 abriles, luego con 13 entró a la EIDE y así empezó su vida como deportista y “de ahí en adelante no he parado, mi vida se resume en el beisbol”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top