Béisbol Cubano

Denis Castillo, el descarte avileño que con Industriales avasalló a su antiguo equipo

Por DAVID DÍAZ

En las Grandes Ligas es lo más usual que un sinfín de lanzadores termine ganándoles a antiguos equipos por los que firmaron. De hecho, existe un selecto grupo de menos de 20 pitchers que han vencido a los 30 conjuntos que componen el sistema de las Mayores, entre ellos, Al Leiter, Bartolo Colón, Randy Johnson, Derek Lowe, Dan Haren, Kyle Lohse y Terry Mulholland. En cambio Cuba, en sus Series Nacionales, no acostumbra a este tipo de situaciones, me refiero a vestir el uniforme de un equipo tal y luego treparse al box y doblegar a la selección que antes defendía.

En las últimas temporadas puedo citar los casos del habanero Adrián Sosa, jugando por Matanzas y venciendo a Industriales, el cienfueguero Noelvis Entenza, lanzando por Industriales y derrotando a los sureños o el zurdo pinareño Irandy Castro, que jugó por Industriales y luego con los yumurinos, equipo con el que esta contienda venció a los Azules de la capital. El ejemplo más fresco ocurrió el pasado domingo en el estadio avileño José Ramón Cepero.

El diestro Denis Castillo, de 23 años, en esta temporada lanza por primera vez con los Industriales de Víctor Mesa. Antes lo hizo durante cuatro contiendas bajo la dirección de Roger Machado, pues es natal del municipio avileño de Ciro Redondo. Jugó la Serie Provincial con su territorio, fue incluido en la preselección para la Serie Nacional 57, pero resultó eliminado en los cortes finales. Antes de quedarse en casa un año entero sin poder intervenir en el máximo torneo beisbolero del país, decidió recoger sus bártulos y probar suerte en La Habana, pues este año dirigiría Víctor Mesa, conocido por saber aprovechar los descartes de otras provincias, como hizo cuando comandó Matanzas.

Este domingo Industriales llegó al Cepero avileño con la subserie a su favor y la inminente amenaza de barrida. Tras los triunfos de Entenza y Montieth, Mesa optó por enviar a la lomita a Castillo, en lo que sería su quinta apertura del campeonato y motivado tal vez el estratega industrialista por la evidente filosofía que Denis debía conocer, como la palma de su mano, las debilidades de la artillería avileña, sus antiguos compañeros.

Concluido el encuentro, quedaron dos grandes lecturas. Víctor, desde la banca, risueño y complacido porque su jugada salió a la perfección; Roger, desde la banca, cabizbajo y arrepentido por descartar a un hombre que terminaría siendo el verdugo de su equipo. Miren ustedes las ironías de la vida, que Castillo fue el pilar de la victoria capitalina 7-0, una lechada de la cual, solamente él tuvo el protagonismo desde el montículo.

El ahora industrialista caminó el trayecto completo, las nueve entradas, en las que ponchó a tres bateadores, soportó cinco indiscutibles, no regaló boletos, ningún corredor le llegó a la antesala y no le conectaron extrabases. Los únicos episodios con complicaciones fueron los dos primeros, de ahí en adelante, caminó la ruta de manera impecable y cinco entradas las retiró a ritmo de conga.

Después de esa victoria, se consumó la barrida, resultado que Industriales no lograba ante los Tigres desde hacía cuatro años y, en sus predios, la última vez ocurrió en 1994. No obstante, el balance histórico continúa favoreciendo a Ciego de Ávila 87 triunfos por 82 Industriales.

En cinco temporadas, Denis Castillo acumula 16 triunfos y 13 reveses, con 98 ponches y 110 boletos en 262.1 episodios. En la presente contienda posee dos éxitos, un fracaso, marcha segundo en la justa en efectividad, gracias a 1.71, pues ha permitido cinco carreras limpias en 26.1 innings.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top