Béisbol Cubano

Cuba cae nuevamente ante Japón y está casi eliminada

Japón continuó con paso firme en este IV Clásico Mundial al vencer una vez más a Cuba. (Foto: Ricardo López Hevia)

Hoy amanecí con mucho cansancio y pocas ganas de escribir. Ni un falso sueño de que Cuba rendiría a su adversario de turno, los samuráis japoneses, me dio la agilidad para matar de un tiro la Crónica de una muerte anunciada, como el celebérrimo colombiano García Márquez osó en titular a una de sus novelas más gigantes. En los anales del Clásico Mundial, antes de hoy, Japón había vencido a los caribeños en cuatro de los cinco enfrentamientos entre ambos, siendo el último tropiezo el ocurrido el pasado 7 de marzo.

Y a juzgar por la forma en que se han presentado en la presente lid, poco tenía que buscar la diezmada tropa de Carlos Martí. Según lo visto hace minutos, nada cambió a lo pronosticado, Japón ganó 8-5, Cuba perdió y para su consuelo lo hicieron con las botas puestas, plantándole cara a un equipo japonés, que se vio debajo más de una vez, pero demostró por qué su beisbol es ampliamente superior al nuestro.

Las pretensiones de los asiáticos siempre fueron bien claras, liquidar a toda costa a sus adversarios y seguidamente tener en sus manos el primer pasaporte rumbo a Los Ángeles, para animar la gran final, y no solo eso, sino tratar, por todos los medios, conseguir su tercera diadema en Clásicos. Para ello apelaron al gran Tomoyuki Sugano, principal lanzador de los Gigantes de Yomiuri, escuadra a la que le ha tributado en cuatro temporadas, desde 2013, 44 triunfos y 28 reveses, efectividad de 2.34 y WHIP de 1.07.

Pero Sugano, para ser justo, no lució al nivel de sus actuaciones en la fuerte liga de su país, al permitir cuatro carreras, siete indiscutibles –entre ellos el cuadrangular del camarero Yurisbel Gracial- y seis ponches.

El matancero Gracial declaró instantes después de disparar su batazo que “tapar a Alfredo Despaigne es una gran responsabilidad. El equipo me ha dado confianza en asumir ese turno al bate –el quinto-, voy a hacer todo lo posible por mantener el buen rendimiento”.

Mientras que por Cuba se trepó a la lomita el diestro pinareño Vladimir Baños, quien en la fase de grupos se apuntó una formidable salida ante el débil elenco de China. Esta vez el vueltabajero, si bien no trabajó con la soltura y el acierto de su primer encuentro, no se puede decir que lanzó un mal juego, pues en cuatro episodios, aceptó cuatro carreras, cinco incogibles, regaló par de boletos y propinó tres ponches.


No obstante el repunte ofensivo de Yurisbel Gracial, Alfredo Despaigne y Yosvani Alarcón, Cuba no pudo ante el empuje nipón. (Fotos: Ricardo López Hevia)

Los relevos de ambos planteles soportaron las anotaciones restantes. Por los antillanos, nuevamente el matancero Yoanni Yera fue el primero en asumir esa función, permitió una carrera y provocó una ardiente sarta de comentarios sobre el uso excesivo que le ha dado Martí a él, un pitcher mustio, con poca velocidad y escasa estamina. A su auxilio entró el artemiseño Miguel Lahera, que soportó tres injustas carreras a causa del error del inicialista William Saavedra o tal vez de un tiro incierto del campo corto Alexander Ayala.

Cuando el pitcheo responde -algo raro en la selección nacional- y la defensa falla, ya vimos el precio, bien caro, por cierto. La eliminación, prácticamente.

A las 11:00 p.m de Cuba, los maltrechos cubanos saldrán a un compromiso, prácticamente de puro trámite ante Holanda. Suceda lo que suceda, ya el Clásico para Cuba huele a historia casi. (David Diaz)

1 Comment

1 Comment

  1. Amaury Flores

    14 marzo, 2017 at 10:41 pm

    No esta Cuba eliminada. Ganadole a Holanda provoca tripe empate si Japon, como debe suceder, derrota a Israel. Y ahi los peor parados hasta ahora son los Israleitas que hya terminaron con 13 CP/17 innings = 0.7647. Cuba hasta ahora tiene 4CP/8inning = 0.5 y Holanda esta mejior con solo 2CP/8innig=0.25

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top