Otras Ligas

Clásico Mundial o cómo bajarse de la nube

01111111111111111111111111111111No voy a debatirme entre quiénes debieron o no estar en la plantilla cubana al Clásico Mundial, que empieza dentro de 22 días. Más allá de que no me gustara la exclusión del guantanamero Julio Pablo Martínez o la inclusión de Jefferson Delgado.

El primero, un desafortunado a todas luces cuya inserción pendía del campeonato avileño y el segundo, un afortunado que bateó acorde con el nivel de la liga cubana, pero que dista mucho de técnica en la defensa de la esquina caliente o en la elección de lanzamientos en el home.

En el caso villaclareño, el diestro Alaín Sánchez, con destacable actuación en la 56 Serie y mejor en la postemporada, está fi jo en el staff del mentor Carlos Martí. Mientras a Freddy Asiel Álvarez le colocaron un asterisco, que lo ubica como «pitcher designado» (el otro es el zurdo Leandro Martínez), lo que significa que si no rinde o se lesiona, puede ser reemplazado durante el torneo. Como diría un viejo refrán «tiene las barbas en remojo» y todo tiene que ver con la paupérrima apertura en Culiacán. Apunto que el también villaclareño Yasmany Hernández quedó dentro de la lista de ocho suplentes.

Nombres más o nombres menos, resumamos: es lo que nos queda. Si Cuba no tuviera el «desangre» constante de peloteros (o sumara a los que juegan allende los mares), muchos de los que hoy están en la lista de 28 jugadores al Clásico fueran un total descarte.

Lo que acarrea una lectura lineal y sin coloridos; este es el team más mediocre de los que ha llevado la Isla a un Clásico Mundial. Dista a miles de kilómetros de aquel que ganó la plata (o perdió el oro, como prefieran) en el Petco Park.

Aunque repiten seis con experiencia en estas lides (Frederich Cepeda, Alfredo Despaigne, Frank Camilo Morejón, Freddy Asiel Álvarez Vladimir Garcia y Miguel Lahera), este es un equipo cuya base es el Granma que terminó por titularse en el campeonato nacional y fue cuarto en la Serie del Caribe recientemente.

Así que cuando se mira a los rósteres rivales (Japón, Australia y China) no te queda otra opción que dudar, por más que te jactes de nacionalista. La realidad te da un golpe en el rostro, el típico «bájate de esa nube».

SAMURÁIS POR LA TERCERA CORONA

Japón solamente lleva de la Gran Carpa al jardinero Nori Aoki, de los Astros de Houston, pero contra los locales no creo que tengan los cubanos absolutamente nada que buscar.

¿Les cuento del posible abridor del 7 de marzo? Tomoyuki Sugano tiene 27 años y es el as del pitcheo de los Gigantes de Yomiuri en la liga de su país (la segunda en calidad internacional). Tiene un balance de 44-27 en toda su carrera y un PCL de 2.34. Su lanzamiento más dominante es el tenedor, mas tiene en su repertorio otros seis. Poncha a un promedio de 7.6 lanzadores cada nueve entradas.

El otro con probabilidades es Takahiro Norimoto. Un lanzador con una recta de 96 millas, con récord de 11 y 11 en 2016, efectividad de 2.91 y 216 ponches propinados en 195 entradas de actuación. En fin, aquí las conclusiones están claras.

CHINA, EL ENIGMA

China lleva cuatro años cocinando una mejor actuación que la mostrada en 2013, donde cayó de manera aparatosa (12-0) ante los cubanos.

Para este partido, el segundo de Cuba en el Tokio Dome, supongo que los chinos —tan lógicos como son— utilicen al zurdo panameño (de abuelos chinos) Bruce Chen.

El pitcher, que abrió contra Cuba en 2006, se retiró del deporte hace dos años después de haber jugado en una decena de equipos en las Grandes Ligas entre 1998 y 2015. Fue contactado nuevamente para que jugase por China a inicios de diciembre, y lleva varias semanas con los Indios de Cleveland, en su campo de entrenamiento primaveral en Arizona. ¿Zurdo y que nos conoce además? Esto huele a peligro.

Y si no fuera Chen, el siguiente en probabilidades sería el derecho Kwon Ju, serpentinero del equipo KT wiz, de la Liga Profesional Coreana (KBO), quien en 2016 ganó seis juegos, perdió ocho y lanzó para 5,10. Pero tiene sus días incómodos, se robó titulares esta temporada en China, por lanzar un juego completo sin permitir anotaciones y solo cuatro hits.

AUSTRALIA, UN HUESO DURO

El rol de Cuba en su apartado está en derrotar a Australia, su principal contendiente por el segundo boleto a la siguiente etapa, si bien los nipones parten como claros favoritos.

El papel está definido, pero no es nada simple. Los australianos llegan con 11 lanzadores de las Grandes Ligas, encabezados por el derecho Liam Hendricks, de los Oakland Athletics. Y a los cubanos casi le tienen tomada la medida —recuerden que en 2009 por poco los sorprenden de no ser por el bambinazo del emergente Yosvani Peraza.

El staffde los Aussies está temiblemente consolidado, desde el apagafuegos Peter Moylan (24-9 y efectividad de 2,91 en diez temporadas como relevista dentro de la MLB), cuya sinker llega hasta las 92 millas, pasando por el diestro Warwick Saupold, de breve tránsito en 2016 con los Tigres de Detroit y buenos guarismos en triple A.

Las interrogantes de Australia radican en su ofensiva, pero quién no teme por eso, si la columna vertebral del team Cuba acaba de quedarse en dos imparables frente a un pitcheo zurdo de la liga mexicana.

Esta vez no valdrán los manidos discursos de adaptación al uso de horario nipón, si desde la próxima semana los cubanos estarán topando por Asia. La opción digna —y la de mayor probabilidad, siendo justa— es que termine con 2-1 y pase a la siguiente ronda, donde seguramente esperen Corea y Holanda. O arañar mejores marcadores, para en caso de empates, salir por la puerta ancha. Igual, viendo el asunto con sangre fría y con el prismático ajustado de los rósteres, Cuba puede marcharse con un 3-0 con la misma simpleza con la que se sirve el té. (Mayli Estévez)

 

1 Comment

1 Comment

  1. daniel

    11 Febrero, 2017 at 5:54 pm

    Está muy Claro que al ver la plantilla de los Equipos de Japón y Australia es lógico pensar que el más asequible será China aun con Bruce Chen y lo otro sería una sorpresa. Ya no tenemos los equipos de Clásicos y ha mermado mucho la calidad en sentido general de nuestra pelota y quisiera realmente estar equivocado pero este certamen nos pondrá en el lugar correcto en el que estamos en este momento.
    En cuanto a la integración del equipo Cuba, prefiero a Gracial que, a Jefferson en la antesala, pero fue por mucho el líder de los bateadores en nuestro nivel como bien dices, más creo que se tomaron otras decisiones incorrectas y ya mencionas algunos casos por eso aquí dejo mi criterio de la selección de Carlos Martí.
    A mi modesto criterio las últimas decisiones sobre el equipo Cuba al Clásico Mundial de Béisbol, al excluir de la nómina a peloteros con rendimiento sobrado en la SNB ( el exgranmense Yordanis Samon, Julio Pablo y Jonder Martínez, Edilse Silva, Yorbis Borroto, Ariel Martínez o Rafael Viñales) e incluir a otros con inferiores resultados en números, sin haber jugado en el campeonato prácticamente por lesiones o sanción ( como Yordan Manduley, Yosvani Alarcón, Yosvani Torres y Leandro Martínez) dejan mucho que desear de la CNB y del propio Carlos Martí, de quien con todo respeto reconocemos su longevidad y entrega la béisbol, su experiencia, sencillez y modestia pero ha decepcionado a muchos, sobre todo con la razón expuesta en la entrevista que le realizara el periodista Aliet Arzola en el periódico Granma y titulada: CARLOS MARTI: ENTRE CULIACAN Y TOKIO, para no incluir a Jonder Martínez por su criterio de que no estuvo bien en la post temporada.
    Me gustaría recordar de que Jonder Martínez, le lanzó un juegazo a Granma en el Victoria de Girón de Matanzas logrando el empate para su equipo en el segundo juego de esa semifinal. ah, que no estuvo bien en el sexto juego, tampoco su estelar Lázaro Blanco lo hizo bien en el cuarto partido. Pero sumémosle a esta fatal decisión y peor aún justificación, que Jonder estuvo mejor que Yoanni Yera, que fue un desastre en esta etapa y lean bien esto: muy por encima de Yosvani Torres, con un fatal campeonato y peor semifinal, muy por encima también del rendimiento de Leandro Martínez y Alain Sánchez, todos incluidos en el roster del equipo.
    ¿acaso decidió para Carlos Martí en la no inclusión del experimentado diestro matancero el sexto juego de la postemporada?
    ¿cómo entender entonces que incluyen a Yosvani Torres con la pésima postemporada que tuvo con Villa Clara si en verdad la postemporada fue el medidor con Yonder?
    Muy mediocre justificación, rosando el límite de la burla, porque, además, por otro lado, analizando su respuesta, no sé de qué brazos jóvenes para el futuro habla el manager, (sin pensar en el presente), porque al menos de estos mencionados no debe ser claro está.
    Como últimamente nos han acostumbrado, se siguen cometiendo errores y más que eso injusticias con nuestros atletas a la hora de tomar estas decisiones y eso en nada beneficia a nuestro béisbol, ya con bastantes problemas de otras índoles. Ahora vamos al evento de mayor rigor en este deporte y todos queremos que gane nuestro equipo, por lo que bien cabría decirle entonces a Carlos Martí, CULIACAN NO ES TOKIO o lo que es lo mismo: LA SERIE DEL CARIBE NO ES EL CLASICO MUNDIAL.

    Ah, soy un buen cubano y quiero la mejor actuación para mi país, asi que aun ante estas realidades les estare apoyando desde el lanzamiento de la primera bola, levantándome como miles de compatriotas en horas de la madrugada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top