Otras Ligas

Aquí los tres cubanos en el máximo nivel de Italia

En la temporada pasada de la IBL (Italian Baseball League), circuito profesional más elevado de la pelota bambina, participaron dos cubanos con elencos diferentes. Fueron ellos el camagüeyano Laidel Chapellí (Padova, .269, un jonrón y ocho remolcadas) y el guantanamero Onelio Fondín (Nettuno, .264, cuatro dobles y seis carreras impulsadas). En la presente contienda esas dos novenas no registran ningún paisano, en cambio, otras dos presumen de una tríada de antillanos que se estrenan a este nivel y dos de ellos juegan por primera vez en Italia.

Engrosa las filas del Rimini Baseball, conjunto que marcha cuarto en la clasificación general con balance de cinco triunfos e igual cantidad de derrotas, el patrullero holguinero Maikel Cáceres, quien participó en ocho Series Nacionales y mostró average de .307, con 94 tubeyes, 25 triples, 23 cuadrangulares, 59 bases robadas en 111 intentos y 725 indiscutibles. Su última contienda en Cuba fue  la 54 y dos series antes figuró como refuerzo de los Tigres avileños de Roger Machado.

Antes de llegar a la liga italiana, Cáceres cosechó un rendimiento satisfactorio como primer hombre de los Indios del Bóer de la Liga Nicaragüense, bajo las órdenes del habanero Juan Padilla. Ahora, en su nueva aventura beisbolera, el holguinero ha participado en nueve de los diez partidos del Rimini, con promedio ofensivo de .273 (nueve indiscutibles en 33 veces al bate), tres anotadas y cinco compañeros traídos para la goma.

Los otros dos exponentes de la Isla ofrecen sus prestaciones al Polisportiva Padule Bas, club que marcha en la octava y última posición de la lid, con un solitario triunfo y nueve tropiezos. No obstante, los tuneros Yordany Scull y Yordanis Alarcón, hermano del receptor de la selección nacional Yosvani Alarcón, van teniendo un destaque bien distinto al de su novena.

Alarcón es un jugador veterano de 16 campañas con los Leñadores tuneros y también ha servido como refuerzo de los conjuntos de Granma, Pinar del Río y Camagüey. Aunque no es ese gran bateador que resulta su hermano, Yordanis ha navegado en la pelota cubana, digamos con decencia, como refrendan su average de .277, 160 tubeyes, casi mil indiscutibles y 442 remolcadas. Con el Padule ha producido para .333 (trece hits en 39 veces al bate), seis anotadas y tres impulsadas.

De igual forma, su coterráneo Scull, repitente con el Padule, promedia para .325 (trece inatrapables en 40 veces al bate), tres dobles y un vuelacerca. En Cuba, su última campaña fue la 54, luego de no participar en la anterior, por encontrarse cumpliendo con sus deberes en la liga italiana, cuando jugó por vez primera. Ambos tuneros están entre los primeros 15 bateadores del certamen.

Un total de 14 contiendas resaltan en la hoja de servicios de Scull en el béisbol cubano, además de contender también en la III Super Liga en defensa de Orientales, en la que ligó ocho hits y cuatro dobles. De vuelta a las Series Nacionales, promedió 286, con 174 tubeyes, 52 triples, 73 cuadrangulares, 1037 inatrapables, 34.1 de promedio de embasado y 120 bases robadas en 190 intentos.

En la nación azurra también concursan otros cubanos con presencia en Series Nacionales y otros no, aparte de los que juegan en la Serie A. En la Serie B, de menos valía, se desempeñan Kleyvert Rodríguez (Cagliari, La Habana), Adonis Zamora (Codogno Bas67, Sancti Spíritus, experiencia en Series Nacionales), Aurelio Angarica (Cali Roma XIII, Matanzas, experiencia en Series Nacionales), Eugenio Galván (Saronno Bas, Guantánamo, experiencia en Series Nacionales), Conrado Silva (Settimo, Matanzas, experiencia en Series Nacionales), Ernesto Wong (Settimo, Matanzas, experiencia en Series Nacionales), Amed Orta y Yohander Carrillo, igualmente miembros de Setimo. (David Diaz)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top