Otras Ligas

Adonis García “descose bolas” en la Liga Coreana

Hace aproximadamente dos años, Adonis García plasmó en su perfil de Twitter una frase de Carl Lewis que define a la perfección el espíritu de un deportista vencedor: “Si no tienes confianza, siempre encontrarás una manera de no ganar”. Las palabras están cargadas de razón, puesto que por aquel entonces, el avileño atravesaba un momento culmen en su carrera, por demás el sueño de cualquier pelotero: jugar en las Grandes Ligas estadounidenses.

Mucho ha llovido de 2016 hasta hoy, aunque no ha sido demasiado radical el cambio en la vida de Adonis, cuya indudable calidad sobre el diamante lo convenció un día de probar suerte en un nivel superior al de la Serie Nacional. Después de su bregar por la Gran Carpa, Ligas Menores y los torneos invernales de Puerto Rico y Venezuela, el oriundo del municipio de Bolivia desembarcó este año en uno de los eventos más fuertes del mundo, la conocida KBO o Liga Coreana de Beisbol.

A sabiendas de que sería uno de los mayores retos de su carrera, el antesalista de 33 años aceptó el pasado mes de diciembre la oferta realizada por los LG Twins, consistente en 800 mil $ al año y la posibilidad de desempeñarse como t6tular de un equipo que guarda en sus vitrinas dos coronas de su circuito.

Hasta el momento, el versátil jugador de cuadro no ha decepcionado, puesto que ha bateado a su antojo a los lanzadores rivales, con un average de .356, tras 20 encuentros celebrados, estadística que lo ubica en el puesto 11 de todo el campeonato y primero de su elenco.

Adonis ha producido hasta el momento 25 carreras, resultado de sus 15 traídas para el plato y sus 10 anotadas, además de haber pegado un total de tres cuadrangulares, dos en un mismo choque. Otro renglón en el cual ocupa lugares cimeros a nivel individual es el de hits conectados, en el que marcha octavo, gracias a 26 imparables.

Del resto, acumula dos dobles, ningún triple y dos bases robadas. Quizás el punto negativo de su incipiente incursión en la KBO sea el de ponches y boletos, pues ha caminado solo cinco veces hacia la primera almohadilla por la vía de las cuatro bolas y se ha tomado 15 cafés coreanos.

Pese a su excelente estado de forma, podría asegurarse que el éxito de Adonis en un evento de prestigio como la Liga Coreana no es obra y gracia de la casualidad. Es dueño de una carrera no escasa de buenos momentos, como su paso por la MLB con los Bravos de Atlanta, equipo con el cual disputó la máxima categoría durante tres temporadas (de 2015 a 2017), con un average de .267, aceptable a un nivel tan alto, además de 29 jonrones y 110 carreras remolcadas. Su debilidad fue, como en Corea, el negativo balance de bases por bolas y ponches (36-151).

En Cuba, el antesalista incursionó en seis Series Nacionales con los Tigres de Ciego de Ávila y una con los Naranjas de Villa Clara (2005-2006), en las cuales promedió .306 y sacó del parque 65 bolas, aunque su recordada habilidad madero en ristre contrasta sobremanera con sus números defensivos, resumidos en un promedio de .951, resultante de su desempeño en prácticamente todas las posiciones del cuadro, además de los jardines en ocasiones esporádicas.

Aun así, su resultado en Corea sí ofrece un atisbo de sorpresa, puesto que a los 33 años no son muchos los peloteros latinos que asimilan de forma eficaz el sistema de juego y entrenamiento típico de los países asiáticos. Un claro ejemplo de ellos es la actuación de Frederich Cepeda en la Liga Japonesa. Por demás, Adonis estuvo tres meses separado de los terrenos durante la pasada campaña, producto de una cirugía en un dedo.

El avileño integró el equipo Cuba juvenil que participó en el Campeonato Panamericano de Curazao en 2003, mientras que en la categoría mayor disputó el tope ante universitarios de Estados Unidos en 2008 y el Torneo Interpuertos de Rotterdam, Holanda, en 2009.

En la Liga Profesional de Corea han participado otros cubanos, como los lanzadores Yunesky Maya y Francisley Bueno. El pinareño Maya hace tres años con su equipo Doosan Bears, logró el no hit no run número 12 en la historia de este circuito, tras vencer por 1-0 a los Nexen Heroes y el habanero Bueno trabajó en 2010 con los Hanwha Eagles con un triunfo y tres derrotas.

Mientras Adonis García “descose bolas” en los terrenos de la KBO, su hermano José Adolis intenta dar el salto definitivo hacia el mejor béisbol del mundo. El joven jardinero va teniendo una excelente temporada en Triple A con los Memphis Redbirds, bateando para .350, tras 12 encuentros disputados, con un cuadrangular y siete impulsadas, estadísticas válidas para tocar con fuerza en la puerta del equipo principal de los Cardenales de San Luis. No se sorprenda usted si pronto lo ve defendiendo la casaca roja en el Busch Stadium. (Rafael Rofes)

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas Vistas

To Top